.

.

14 de octubre de 2007

La memoria ha sido el hilo invisible que une a nuestros pueblos, así como las montañas que corren a lo largo de todo el continente bordan estas tierras.

Lo que algunos llaman “sueño”, “utopía”, “imposible”, “buenos deseos”, “delirio”, “locura”, se escuchó aquí, en la tierra del Yaqui, con otro tono, con otro destino.

Y hay un nombre para esto que hablamos y escuchamos en tantas lenguas, tiempos y modos.

Hay una palabra que viene desde el origen mismo de la humanidad, y que marca y define las luchas de los hombres y mujeres de todos los rincones del planeta.

Esta palabra es “LIBERTAD”.

Palabras de clausura del Encuentro de Pueblos Indígenas de América.
Vicam, Sonora, 14 de octubre de 2007.