20 de mayo de 2008

13 de mayo de 2008

la calle es nuestra

espero la bala que dará en otro cuerpo. en otro, en otro, en otro…

la calle es nuestra

no sé quedarme en casa. me niego.


2 de mayo de 2008



¿Y…?


¿Qué hacemos?

¿Dejamos que la calle siga hablando sola?


Desde que recuerdo hay mensajes en sus paredes.
Nos llama a gritos:
a veces mi nombre o el Suyo,
el de los otros.

No sé quedarme en casa: me niego.

La calle es nuestra (todavía).