.

.

27 de diciembre de 2008



hoy cena con gente querida.

cerca están las casas de seguridad, las sirenas, la morgue, los funerales,
los días nublados. pérdida y esperanza en la sobremesa. 

pausa.
¿por qué olvidarnos de celebrar la vida?

desde este lugar iluminado, con un delicioso aroma a mantequilla y ajos, protegidas de una temperatura de menos de dos grados y forradas como osos, va un abrazo cálido pa los compas de tijuana, hermosillo, cananea, df, houston, tamaulipas, zamora y san cristóbal.

se acaba el 2008 y estoy feliz. es todo.

sister: abrazo tus nueve meses.
aquí --------------> [.......]
faltas

4 de diciembre de 2008


La vida de mi madre cambió cuando nació la Miriam. Ella tenía 31años y estaba soltera. Una vez le pregunté por qué había decidido tener otro bebé con el mismo hombre y me dijo que fue porque no quería que yo estuviera sola. Así que me buscó una hermanita. Mi hermana Gilda y yo nos llevamos poco más de un año y sí, hemos sido compañeras de rollercoaster toda la vida. Es una parte de mí, mi mejor amiga. Esta foto me gusta porque estamos las tres: mi amá, mi hermana en la panza de mi mamá y yo.
-
Esta semana logré terminar un ejercicio de escritura que me encargó mi asesora espiritual, digamos. Tenía que escribir sobre mi niñez y mi mamá. Me sirvió para descubrir que
-
Mi vida empezó a cambiar cuando cumplí 31 años, pero a diferencia de mi madre no tuve una hija: yo me fui a otra ciudad. Rompí con... Inicié una búsqueda casi a ciegas, guiada por el instinto de sobrevivencia. Me encontré después de una serie de... equivocaciones. Me estoy poniendo al tiro con mi trabajo, esto de mi propia ausencia pospuso casi todo.
-
El paso de los años por fin tiene sentido, hoy quiero a mi amá más que nunca. Me pone feliz que mis hermanas sean mis hermanas, son las morras que dan los mejores abrazos. Además, tienen cada ocurrencia que dan miedo y ganas de orinarse de risa.

3 de diciembre de 2008

no he podido dormir. recién termino de calificar los chorromil ensayos de mis estudiantes. en general bien, en particular satisfecha: siempre se pueden mejorar las cosas. deberíamos tener un sueldo más digno por realizar este trabajo tan importante. viva la educación pública pues.

aquí están los trabajos de los alumnos (y la obstinación de la profe y su terquedad por publicarlos de perdida en el blog para que se la rifen -y yo con ellos- ante las miradas ajenas):

PATRIMONIO CULTURAL B.C.
http://patrimoniocultural-estudiantesuabc.blogspot.com/

HISTORIKA-seminario de historia cultural y ss.
http://estudiantesdehistoria-uabc.blogspot.com/

quiero a mis alumnos. nací para hacer esto. a esta hora valen la pena la distancia, las rupturas, los laberintos. los estudiantes escriben cosas maravillosas, me ayudan a imaginar un horizonte menos gris. la verdad, algunos días he salido emocionada de mis clases tras escucharlos discutir y ser tan jovenes y tan con los pies en la tierra. bien humanos, casi todos.

algunas veces me he aguantado las ganas de llorar de verlos tan grandes, tan leídos de pronto, sobre todo cuando presencio ese momento en el que descubren una pequeña parte del mundo, la construyen, la cuestionan o la rebasan. algo sucede en su mirada, lo he visto.

otras sí lloro cuando me voy en mi carro, en esos momentos veo la urgencia de saber más cosas, de leer, de no dormir, de cantar el himno nacional con esa fe que le tenía en la primaria, de terminar los proyectos, de irme otra vez a la escuela, de saber otros idiomas y viajar mucho para poder compartir más con ellos. espero morir de vieja en la universidad, quedarme dormida en alguno de sus jardines, invertir ahí la vida cerquita de la juventud.

será siempre así? ojalá, ojalá.

--ya sé que parezco profesora rural del cardenismo, este es un texto de fuga e intensidad a las 5:40 am con seis tazas de cafe en el cuerpo.

--en la calle, el vecindario empieza a hacer ruido. escucho el agua correr por las cañerías, intuyo: alguien fue al baño, alguien se baña. suenan los clacksons de varios carros al apagar las alarmas (¿cómo se escribe clackson?, el sr. ed. me lo dirá luego), el ruido de los motores, las puertas que se abren o se cierran,"el rex" ladra despidiendo a su dueño. pienso: ya se van a sus trabajos en el otro lado, qué frío.

el niño que no quiere despertarse y llora, el silvato del poli que termina su guardia, a las 5:45 un despertador: pi pi pi ... el silencio dentro de mi casa, mis dedos sobre el teclado, respiro. sorbidito final a mi café tibio. una televisión que se enciende, el himno nacional a las seis en punto. afuera todavía es de noche, bostezo.