28 de febrero de 2011

que no me nuble, ni olvide.
que no dependa y acepte lo que recibo.
que no me duerma.
que sueñe.

Chinawoman


27 de febrero de 2011

José María Arguedas:
Todas las sangres de América
desapariciones
libertad
ciudadanía
futuro
insomnio y pesadillas
el inconciente sabe de la muerte frente a nosotros

si se generaliza el hambre esto se va la mierda precipitadamente


¿para qué tanto discurso y ensayo sobre el papel? he renunciado a los especialistas que ven desde la ventana, a sus análisis de escritorio.

esta es mi renuncia a la razón. 

ayer se me presentó un sueño mientras manejaba. un hobremujer atravesó la calle y se detuvo frente a mi auto. llevaba en la cabeza lo que queda de un chongo de cabello rubio. los labios con sangre seca y labial rosa, los ojos amoratados y tanto maquillaje sobre el rostro moreno; las uñas largas negras, los tacones altos, el pantalón de mezclilla y la tierra. con una mano sobre el cofre me dijo "detente, OBSERVA" y apunto en todas direcciones. después se fue y junto a la ventana derecha estaba un hombre sin una pierna que sostenido en un par de muletas tenía su mirada fija en mí. son tantos los muertos que andan entre nosotros con urgencia. ¿qué sigue? piensas en el fin de los tiempos, enciendes veladoras, salvia y mota para dormir. a mí me cuesta un chingo alimentar la fé, escucho con atención un proyecto alternativo. sólo me quedan un par de cuerdas sin romper.

26 de febrero de 2011

El insomnio desata mi percepción del sonido. Desde hace un par de horas las gotas de agua que caen del cielo suenan en el patio. Su melodía rompe el silencio de la madrugada. Aparece el canto del agua: Tláloc abre su boca, despierta en el oído un recuerdo viejo.

Aprendí a nadar en un estanque junto al mar alimentado por las olas. Adentro crecían algas y estrellas. Mi papá atrapaba cangrejos pequeños color de piedra mojada.  El decía que ese lugar lo habían inventado para mí y me enseñó a flotar. Me sostenía de la panza y yo movía los brazos, las piernas. Me quedaba quieta segura de sus manos hasta que lo veía de pie en la orilla. En una tarde logré dar mi primera vuelta. Tenía seis años. Mis papás solían llevarnos a esa playa (antes de las tormentas).

La playa se llama Cantamar y está flanqueada por rocas gigantes donde revientan las olas con toda su fuerza. Dicen que ahí me concibieron y que era junio. El amor es una cosa asi de extraña.

21 de febrero de 2011

esta soy yo, muy temprano en la ofis
me veo tan otra
casi en equilibrio
contenta

ya no me pinto los ojos, el rimel los oscurece. me ocupo menos del cabello, lo dejo despeinadón, greñudé pues. he aprendido a ver derecho a los ojos cuando hablo, ya no me escondo (cumplí otra promesa al marinero varado en el desierto). he escuchado las cosas más bellas dichas por un hombre y sentido un cariño de hermano, amigo, compañero, un yo te cuido que latirá para siempre aquí. un no quiero perderte que me reconcilia. el mija-mija, hermana que son la medicina más poderosa de este universo. la lluvia-el viento-la electricidad sobre mi mar, todo es muy claro. ¡ya hasta creo en el destino!

soy hermeneuta. soy escucha y acción. soy mentirosa, mística y armoniosa. también bailo (y canto en el carro en la ruta a la ofis). lloro con frecuencia. hablo bajito. soy tímida al principio, empiezo a ser exhibicionista. me gustan los poetas y los filósofos. me gusta la gente que tiene el poder de decir lo que siente. a veces vuelo. soy una guerrera en el tiempo. huyo de la gente a medias. ya no me gusta cocinar y hay polvo en mi casa. soy cabrona. a veces mato. luego le sigo, ahorita hace un montón de frío.

20 de febrero de 2011

en la plaza vi a un niño con síndrome de down perseguir a una paloma. su mamá corría detrás de ellos. me sentí muy feliz al escuchar sus risas.
no quiero salvar a nadie. estoy cansada. mis intentos terminan en pesadillas.

16 de febrero de 2011

vi todas la novelas del canal 2 con mi abuela. no me había dado cuenta de lo bien que me aprendí el personaje. me supo la contradicción. adiós, adiós.

tan divertido que es el sexo.

14 de febrero de 2011

12 de febrero de 2011

10 de febrero de 2011

8 de febrero de 2011

el viento y el mar simultáneos descubren el espejo de la noche
         
                                                             el canto de las olas

graban su melodía en la roca  hasta dar nacimiento a la arena

la brisa oculta el mundo al penetrar la costa...

hombre y mujer se navegan    a oscuras    en el tiempo


el sueño inicia en la boca del humo

Wilco


3 de febrero de 2011



Para lograr un poquito de transformación se necesita constancia.

Iván Díaz Robledo