30 de junio de 2011

Tendencia a criminalizar a jóvenes en contexto de guerra antinarco: expertos
El enfoque que se da al pandillerismo como una amenaza para la seguridad nacional es el eco de la paranoia gubernamental de EU, asumida por el gobierno mexicano, señalaron.

En el contexto de la guerra contra el narcotráfico hay una tendencia de las distintas instancias de gobierno a criminalizar las expresiones culturales juveniles, asociándolas, desde los estereotipos y el prejuicio, con conductas criminales. |El  antropólogo Alfredo Nateras Domínguez, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana, cuestionó las generalizaciones del discurso político y mediático cuando abordan el problema.| Es un discurso --indicó-- que ignora la historia, el contexto y las razones por las que se crean las pandillas o bandas, y omite la responsabilidad de los gobiernos de los distintos países en que se expanden organizaciones como, por ejemplo, La Mara Salvatrucha.

Arturo García Hernández. Publicado: 30/06/2011 11:00 . México, DF. La Jornada.

28 de junio de 2011

PRIMERA PLANA

Capturan a jefe de 'Los Zetas' en Pachuca; tiene 19 años
Eder Daniel Escorsa Cabadas, 'El Eder', está relacionado con al menos cinco privaciones de la libertad y homicidios.

28/06/2011 15:49. La Jornada.


Suspende la selección Sub-22 a 8 jugadores por indisciplina
No jugarán la Copa América y pagarán multa de 50 mil pesos, informó González Inárritu.

Miguel Ángel Ramírez. Publicado: 28/06/2011 11:35 La Jornada. México, DF.


AL, con 38 millones de 'ninis' y en riesgo por crimen: OEA
Es la cuarta parte de jóvenes entre 15 y 29 años; 9 de 10 muertos por disparo son jóvenes o niños, dijo.

América Latina tiene 38 millones de jóvenes que no estudian ni trabajan, es la cuarta parte de los jóvenes entre 15 y 29 años de la región y están en grave riesgo de ser afectados por el crimen, ya sea perpetrándolo o como víctimas, advirtió este martes el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza.

Afp. Publicado: 28/06/2011 10:47 La Jornada. Washington.

22 de junio de 2011

serpientes de tiempo salen del mar, vienen sobre las olas, entre las olas, van hacia la orilla. sus cuerpos cilindros músculos aprietan rompen el agua y todos sus ojos son los míos y soy yo quien va en la cresta,  siente la espuma, el picor de la sal, el hueco en los colmillos, la piel escamada en todos los azules. ¿a qué vienen? ¿qué buscan? sobre la arena una mujer entona un canto. sostiene en la mano una piedra.
conjugaciones
(primera persona, tiempo presente)

sueño
navego
vuelo
transformo

pienso

.............................. yo amo
.
..
. ______________________________________________ .
en un plano simple la distancia más corta entre un punto y otro es la línea recta

19 de junio de 2011

select all , delete, enter

(mencanta cuando el instinto asesino no deja rastro)

9 de junio de 2011

Quizá ya es hora de irme al país de los gigantes, donde nadie piense en el gigantismo. Ahí supongo las personas no tienen que agacharse para hablar con los demás, ni pisar con cuidado para no romper algo, ni abrazar con tacto para no despanzurrar a nadie, ni amar poquito o en la cantidad precisa para que quepa en el corazón del otro.

Mi vuelo parte en unas horas, desde aquí veo la puerta de la nave. Me despedí de mi madre y dejé atrás una loza que pesaba sobre mi espalda. Entre los desprendimientos eran éstos los precisos. Me ocurre lo profundo, lo sin explicaciones.



Ayer doblé una cuchara sin tocarla.




Anoche, además de volar, atravesé paredes.
Ya no estoy aquí, me he ido.



nada es
(y respiramos) e l  e n c a n t a m i e n t o


La prisa es falsa.






(Soy la Tierra y el agua. Él Sol, semillas).

5 de junio de 2011

El parto fue sin dolor, sin sangre. Con las piernas abiertas, eso sí. En el sueño tuve dos hijos, uno enseguida del otro. El primero fue un venado; el segundo, un perro. En una habitación iluminada un hombre de manos suaves los recibía, los cobijaba y ponía en sus cunas a los niños.

..

Soñé que volaba en un pez verde. Su boca era una ventana abierta. Me vi adentro y desde afuera, yo era el piloto: iba sentadita capitaneando "muy contenta". Asombrada como niña sobrevolé el mar y era azul turquesa. Había dos soles, uno en el cielo y otro bajo el agua. Ambos brillaban y se unían como dos yemas que salen del mismo huevo. Era un atardecer de mayo a las siete.