.

.

29 de febrero de 2012

Sobre la guerra


Voy como en reversa. Primero termino con lo más cerca hasta volver al centro, donde está atorado algo mío, exclusivo. Lo planifiqué así entre noviembre y diciembre, decidí que sobre cualquier otra cosa iba a terminarlo en un año. Es un viaje de retorno que implica romper en mi cuerpo el tiempo lineal, rupturas profundas, incluso con la "realidad". Esa es mi batalla porque todo esto no es nada. 

No sé qué va a pasar, a veces alcanzo a entender que lo importante no es lo que va a pasar ni lo que pienso importante. Lo que significa es lo que ocurre. Esto no es nada. Todo esto no es nada, 

lo que es cierra un ciclo (un viaje). Yo estoy en tu lenguaje tú estás en mi lenguaje en mis ojos en tus ojos en mis oídos en tus oídos en mi cuerpo en tu cuerpo. Estoy lista para irme de aquí. Sé que esa ciudad existe. Pienso que está en el sur. Quisiera que me fuera concedido, sino escribiré. 

Esta mañana en la curva de la carretera debajo de una montaña estaba un hombre de traje negro lanzándose piedras a la cara. Se había rasurado la cabeza, las barbas, las cejas.

Y le faltaban trozos de piel en el rostro. Sangraba y llevaba en la espalda una mochila. Y gritaba y en sus gestos había dolor. Yo lo bendije con mis manos, como a esos hombres que vi huir anoche

entre los árboles del canal. Corrían entre los carros, entre los puentes de la Vía Rápida a espaldas de Plaza Río. Eran más de veinte corriendo asustados, cargando sus mochilas y sus bolsas, mientras otros hombres en patrullas y motocicletas iban detrás de ellos.


Vi la guerra. ¡Cómo no voy a estar triste¡ ¡cómo no voy a llorar si todo esto sucede y yo lo siento! Ahora veo y siento como nunca y me cuesta entender por qué por qué y

me pregunto por qué un impulso me hace levantar la mano izquierda y decir: estoy con ustedes, estoy con ustedes, sin soltar el volante, lloro adentro y una fuerza muy grande que a veces sí entiendo está conmigo. ¿Para qué me sirve sentir?

Quizá para existir, que es tener conciencia del amor del otro y de su vida. Para entender qué es la exclusión, qué significa no ser nombrada, ser desechada. Para hablar y escribir sobre la igualdad y los caminos de la igualdad, sobre el amor y los sueños como los vínculos más sagrados entre los humanos y por lo tanto, los más atacados en esta guerra.

Este libro se puede llamar El amor en tiempos de la dictadura o Las Siemprevivas, porque todo esto es consecuencia de la guerra y de la guerra espiritual, en eso estoy completamente de acuerdo. Necesito llorar, llorarte, llorarme. Ya pasó aquí.


28 de febrero de 2012

en el mar en silencio se agita una ola rompe en mis ojos una roca se vuelve arena







.
.
.

26 de febrero de 2012

¿Cómo le hacemos para que el colectivo crea que puede ganar? ¡Basta de colonialismo, de una Fe contemplativa! ¿Por qué se dan por vencidos? Somos ciudadanos, no súbditos.

23 de febrero de 2012

Mayra Santos Febres, Resina para Aurelia


"A lo que nunca pudo acostumbrarse Lucas fue al punzante olor a mierda de putas. Aunque seguía yendo a recoger palanganas cada vez que la Nana lo enviaba y seguía acostándose con ellas, nunca pudo sumergir de buena gana los dedos en aquel emplaste maloliente. Convenció a la abuela a que lo dejara usar otras soluciones y se dió a la tarea de recorrer las riberas del río con un machete y unas latas, recogiendo las resinas de todas los arbustos y plantas de tronco del litoral."



http://www.barcelonareview.com/17/s_msf.htm

22 de febrero de 2012

tres dedos, cabeza en forma de c y un gran falo

Hoy salió una noticia en El Mundo sobre el hayazgo del petroglifo más antiguo del continente Americano. Según cuenta el reportero, dicen que: "representa una figura antropomórfica (...). Mide 30 centímetros de longitud y 20 centímetros de ancho. Según la describen sus autores, se trata de una figura antropomórfica con tres dedos en los brazos, una cabeza en forma de C y un gran falo."

Freud es sólo el síntoma, en esta cultura todo se reduce a falos.


21 de febrero de 2012

20 de febrero de 2012



Mire usté, no me reconozco.
En mis fotos aparece una mujer que quién sabe.
La bitácora da cuenta de otra.
Ni el rostro ni el cuerpo pertenecen ya.
Esa que conocí... sepa dónde.

Yo Olvido/Yo amo.
Yo y una felicidad extrañísima.

Con ustedes: El Flechito.
(gato amoroso)

es bien bonito dejarse querer

15 de febrero de 2012




El sábado muy temprano vi aproximarse una nave disfrazada de nube. La Antena salió  muy contenta a juguetear con el Sol(o), el pinchi gato güero que se instaló en el patio desde hace un par de semanas. Los vi subirse al techo y voltear al cielo. 

La Antena y El Flechito son pararayos, lo han sido. El Sol(o) custodia el patio como si fuera suyo, aleja a los gatotes que rondan por aquí. Como sucede con todas las mascotas, primero cae sobre ellos la enfermedad o la maldad circundante, ellos ven antes que nuestros ojos lo invisible y lo maravilloso. Ella tiene ese gran poder, lo supe desde el dia que me la entregaron. De las orejas le salen unos pelos largos largos y toda ella es una gran pelumbre. Nuestras conversaciones han estado llenas de gratitud y sabiduría. Es en apariencia tranquila, sé que ha sido la  iniciadora de todas las travesuras de mis gatos.

Distante también en apariencia, curiosísima. Por eso sé que fue ella quien tuvo la ocurrencia de subirse a la nave que vino desde el Tlalocan. Lo sé porque apenas hoy dejó de llover. El Flechito está cariñoso como nunca, se asoma por la ventana y no quiere salir.

Por aquí pasó una como tormenta y ella en calidad de compañera de bruja fue quien detuvo los rayos. Se montó en una de esas luces transitorias. Destino. Viajaba ella o viajaba yo, se lanzó La Antena. Desde Allá, conecte multiversal. Así lo entiendo. Así es. Aquí la bruja, la mujer cuervo.

Jaguar (es) somos.

13 de febrero de 2012

Hace muchos muchos meses corría por una calle larga que daba hacia la playa. El camino se estrechaba hasta convertirse en un laberinto que me obligaba a entrar por un pasillo y pasar detrás de una enorme casa. A la izquierda había un muro y a la derecha una enorme ventana. Adentro estaban una niña y un niño en silencio, rodeados por muebles viejos y telarañas que parecían cortinas. Enseguida había un patio con un columpio roto y un jardín seco.

Corría y el laberinto me llevaba de vuelta a la ventana, a los niños silenciosos, al columpio roto y al jardín seco. Seguí corriendo, otra vez la ventana, los niños silenciosos y el columpio roto. Seguí corriendo y ahí estaban: el laberinto, la ventana, los niños rotos, el jardín silencioso.

Al pasar de nuevo, el niño estaba solo y volteó. En la casa quedaban sólo las telarañas. Seguí corriendo y al llegar al columpio di vuelta, rompí la ventana y me llevé al niño. De la mano llegamos hasta la orilla de la playa. Sobre el mar nos esperaba una nave.

6 de febrero de 2012

si le gustan las aves o el desierto

píquele aquí (bajo su propio riesgo):
http://twitter.com/altanoche



Oda al gato, Pablo Neruda



Los animales fueron
imperfectos,
largos de cola, tristes
de cabeza.

Poco a poco se fueron
componiendo,
haciéndose paisaje,
adquiriendo lunares, gracia, vuelo.

El gato,
sólo el gato
apareció completo
y orgulloso:
nació completamente terminado,
camina solo y sabe lo que quiere.

El hombre quiere ser pescado y pájaro,
la serpiente quisiera tener alas,
el perro es un león desorientado,
el ingeniero quiere ser poeta,
la mosca estudia para golondrina,
el poeta trata de imitar la mosca,
pero el gato
quiere ser sólo gato
y todo gato es gato
desde bigote a cola,
desde presentimiento a rata viva,
desde la noche hasta sus ojos de oro.

(fragmento)

La desalineación es cotidiana. (Intentaré escribir líneas progresivas como ejercicio : SVO. Esa fue la recomendación. No suena muy prometedor).

Las mujeres inteligentes buscan parejas inteligentes.
(¿Buscan?)

Me despido de los editores, de los intelectuales, de los artistas. Les doy las gracias, los llevaré en mi corazón. Crecí y recibí mucho. Sobre todo muchísimo amor, noches infinitas y ficciones insuperables. Vuelos, muchos vuelos. La certeza de mis alas. No puedo pasar por tonta o por inofensiva. Supongo que habrá otros modos de ser, alguno donde se practique un amor sencillo; donde a las mujeres inteligentes se les reconozca, se les respete y no se les tema. Quizá en otro planeta o en otra dimensión. No importa. No hay prisa.

Cuando volví a Tijuana después de la maestría casi en todas partes me dijeron que estaba sobrecalificada. No me contrataron durante un año. Me empobrecieron, me atacaron los banqueros y las deudas espontáneas. Tuve que trabajar en cosas absurdas que me desviaron por completo de la tesis. Fue muy desgastante y triste, tanto esfuerzo. Fue decepcionante. No he logrado un equilibrio en mis finanzas.

Hoy amanecí pensando si tiene caso un doctorado. Estoy sobrecalificada para casi todos los trabajos y para casi todos los hombres, descalificada para los trabajos bien pagados porque no tengo doctorado o posdoctorado o porque me gusta que me respeten y me traten como ser humano o porque no tengo la disposición de pertenecer a o porque pienso mucho. En su mundo, sólo en su mundo.

Debe haber otra forma de vivir, de estar juntos y de acompañarnos.
Es tan sencillo lo que espero, tan básico.

(Sí, extraño un montón los domingos y las rebanadas de pizza).

pararrayos

El Flechito

La Antena


5 de febrero de 2012

El gato güero adoptó mi patio como residencia. Lo comparte con La Antena y El Flechito. Ya no hace por meterse a la casa. Es un gatote de color amarillo casi naranja y tiene líneas blancas: el gato Sol (o). Es muy amistoso. Se para frente a la puerta a saludarme por la mañana y por la noche. Me trajo de regalo un ratón muerto, lo puso en el tapete de la entrada. Es un presente, una especie de negociación, un pacto de paz.

Apertura y cambio. Así defino lo de estos días porque resuelvo de otro modo todas las cosas que se me presentan. B: "Ya te diste cuenta que te vistes diferente, que llegas temprano, que te has dejado crecer el cabello, que aceptas ir a lugares nuevos". D: "A veces tienes un discurso muy agresivo. Realmente, ¿con quién estás enojada?". M: "Ya entendí."

3 de febrero de 2012

La respiración.
El esfuerzo.
La concentración.
La disciplina.
El acompañamiento.
El estímulo.

El amor propio.

El mar. El mar. El mar.

Tus ojos claros
.
.
.

2 de febrero de 2012

Vínculos 2

Esto de los vínculos es muy relevante para mi comprensión de las relaciones humanas. Traslado mi análisis hacia la práctica de mis relaciones íntimas, amorosas, familiares, profesionales y comunitarias. En lugar de desplazar responsabilidades, las acepto junto con mi desconocimiento y no incorporación reflexiva de mi pertenencia a un sistema mundo simbólico, donde formas de representación (escénica) y roles han sido imaginados y construidos a partir de una distribución desigual del poder entre las mujeres y los hombres, entre los seres humanos punto.

Me sirve para sentirme menos enojada y ya nomás un poco triste. También para defender mi/nuestro derecho a construir y sostener vínculos sanos, creativos, amorosos, comunicantes, orgánicos, energéticos, mentales: indestructibles.

Desalinearse es cuestionar lo dado como principio de realidad, como verdad, aquello parece otra cosa y es lo mismo. La modernidad está siempre a la moda, cambia de piel una y otra vez. Yo cuestiono, la cuestiono, quiero desarticular sus formas. Más que eso, quiero liberarme y liberarnos de ella. Quiero alimentar ese mode de ser que es ser humano.