.

.

30 de noviembre de 2012

Hoy escuché a una mujer hablar de la dialéctica del aprendizaje y del proceso de formación de la consciencia. Este tipo de reflexiones no las escuché antes en mi experiencia docente. En su planteamiento abordó la cuestión del tiempo en el descubrimiento de la persona desde la persona, del descubrimiento de la persona en el mundo, del descubrimiento de los otros como experiencia fomativa de la persona. También, que no necesariamente ocurrían de manera progresiva, sino que sucedían casi en forma simultánea y que en ocasiones había quienes se estacionaba en el yo. También cuestionó el relativismo como aquella forma de construcción de las ideas donde toda idea es válida mientras sea lógica.

Otro profe habló de la necesidad de la experiencia y de fomentarlas entre los estudiantes para estimular la construcción de sus propias ideas, defendió la necesidad de la lectura y los libros como recursos que comunican experiencias de los otros. Dijo que le interesaba hablar y trabajar con personas que podían compartir lo que saben y sobre todo lo que sienten; que le aburría conversar con aquellas que hablaban como libros y eran incapaces de comunicar una idea propia con palabras sencillas. Alguien le respondío que el pensamiento crítico partía del sentido común, pero que se sostenía en la documentación, la investigación y el análisis de los resultados, que a su vez eran importantes la rigurosidad, la sistematización, la contrastación y el conocimiento de la historia de "las cosas" para comprenderse en el tiempo y como parte del tiempo social.

Una profesora dijo que en la sociedad actual el valor de las personas estaba siendo desplazado por el valor de su capacidad de producción y consumo, que el modelo asignaba el valor de cosa al ser humano y que se olvidaba de la centralidad del ser humano. Otra profesora dijo que ese era el problema, que la sociedad moderna situaba como centro del universo al ser humano y se olvidaba de las otras formas de vida y de la naturaleza, que no éramos el centro del universo.

Después hablamos de la importancia de tener consciencia del cuerpo y cómo en la modernidad los modelos educativos se fincaban en el mundo de la ideas, de la mente como si no tuviera cuerpo. Hablamos del desconocimiento del cuerpo y sus lenguajes, de la necesidad de reconocer el cuerpo, con su mente y su espíritu, existiendo y construyéndose en un mundo compartido con otras personas y diversas formas de vida. Reflexionamos sobre la importancia del arte en estos procesos de aprendizaje y la relevancia de situarlos en el contexto del modelo educativo que estamos diseñando para la universidad.

Observamos la necesidad de aprender a dialogar para trabajar juntos, de trazar objetivos estratégicos y elaborar una planeación que nos sirva para alcanzarlos.

Estoy en un lugar que pensé inexistente, me parece una inmensidad. ¿Por dónde empiezo?

27 de noviembre de 2012

Hoy vi a un grupo de muchachas manipular una situación a su favor apelando al poder de una cara que recién lavada deja ver con claridad unas mejillas color de rosa y la mirada infantil de quien miente.

Vi a un hombre de traje, perfectamente rasurado, que traía puesta una camisa arrugada de color azul, calzaba unos zapatos negros llenos de polvo, tenía una espinilla en la frente del lado izquierdo y procuraba la serenidad.

Vi enfurecer a la persona más dulce que he conocido.

Vi una rodilla que temblaba mientras su dueño me platicaba algo y descubrí que olvidé una invitación a tomar café y otra para beber una botella de vino. Vi a esta misma persona quedarse quieta sobre la silla contemplando las casas agarradas del cerro que está frente a mi oficina.

Vi en la lavandería a un cholo playero que olía a alcohol, a un hombre flaco que olía a tabaco y a una señora con el cabello desteñido que olía a downy. (A mí me olía la boca a centavo a las cuatro de la tarde).

Vi la sala de mi casa llena de fantasmas que conversaban mientras tomaban el té y una ventana de la que penden cinco estrellas de cristal.

24 de noviembre de 2012



Anoche terminé un trabajo final para la escuela, que lo cierro, lo busco para cambiarle algo y nada de archivo. Lo guardé en algún lugar muy virtual. Y a darle hasta que amaneció para rehacerlo. Claro que no escuché el despertador y llegué hasta las diez de la mañana a la clase. La profesora me ignoró, no volteó a verme hasta las doce cuando intenté entregarle el trabajo y no lo aceptó. Me dijo que si no era mi prioridad estar a tiempo en la clase era cosa mía, pero que su prioridad era atender a los alumnos que llegan a tiempo. Así. Le dí las gracias y me respondió "por nada".

En la segunda clase me fue mejor. Vi a todos mis compañeros ojerosos y estoy segura de que uno de ellos estaba dormido con los ojos abiertos. Todos tenemos más de treinta años y por lo menos un trabajo. Me sorprenden un par de compañeras que a pesar de su notable cansancio llegan a tiempo, con las tareas hechas, muy peinadas y maquilladas, como si el orden se les diera en forma natural. Además, no discuten con nadie, hacen lo que se les pide y ya. El orden no es natural, la disciplina menos.

¿Cuáles son las ventajas del orden? Es problable que usted ya se lo haya cuestionado y hasta resuelto. Yo cuestiono la obsesión por el orden, la sistematización y la planeación que implica participar en el campo académico. Tengo cierta resistencia al Orden fundamentada en mi incredulidad sobre éste como única vía de producción del conocimiento. En ese sentido soy una inadaptada. Pienso en las "Reglas del juego" y observo en el proceso educativo un acondicionamiento de la persona y sus prácticas para poder participar en él. Tendré que hacer algunos ajustes para sobrevivir en el mundo académico desde una actitud crítica y autocrítica, sobre todo, que apele a la armonía y me sea útil para conservar mi trabajo.

Estoy transitando de la inadaptación a la acreditación y algo me truena.

23 de noviembre de 2012

El cochinero

Como último chascarrillo, Calderón suspira por cambiar el nombre del país a México, S.A. Otra pantalla de humo, novelota y mitote mientras desaparecen la Secretaria de la Función Pública y la Secretería de Seguridad Pública, ahora todo se concentra en manos de Gobernación. Como en los viejos tiempos. Borrón ¿y cuenta nueva? ¿Quién les cree? Los senadores se reacomodan en el escenario para continuar cobrando su lana y cumplir con el trabajo de hacerse de la vista gorda. ¿Qué más puede esperarse de estos medio humanos ante la constatada ilegitimidad del Estado?

En los nuevos tiempos del PRI (sic), intentarán resucitar a un Estado engusanado a punta de palos y televisoras. El próximo 20 de noviembre se oficializará el desfile de zombis si lo logran. Quizá me equivoque, ¿para qué querrían legitimidad los señores del dinero y el terror?

Náuseamundo.

20 de noviembre de 2012

19 de noviembre de 2012

Buenos días.

Anoche sepulté una ciudad muy triste e invisible. En el viaje nocturno vi la cocina vacía y la casa donde dormí tantas veces hundirse por la serenidad de las olas. Después anduve caminando por las calles y visité los lugares donde estuvimos juntos. Encontré en ruinas la tienda de abarrotes, los restaurantes y la panadería. Todo estaba abandonado. Ese lugar que fuera tan precioso empezó a perder sus colores hasta volverse sepia y se disolvió, finalmente se transformó en un lienzo blanco. Este sueño vino muy pronto, se desprendió de mis decisiones vespertinas. Tuve meses de entrenamiento.

El viernes reconocí que he vivido en distintos planos inconexos, hasta ese momento. Comprendí la importancia de aprender a hacerlos uno solo, a reconocer los límites de la realidad y del pensamiento mágico para no perderme en el humo.

El proceso de nombrarme ha sido largo y profundo. Sin la lectura de los textos escritos por las mujeres y sin escuchar sus palabras descubrir mi consciencia hubiera sido casi imposible, ser en el mundo bajo la exclusividad del lenguaje masculino es doloroso porque me niega al ser insuficiente para nombrar mis procesos y mi forma de estar aquí. Continúen escribiendo, hablen, déjense ver. La vida necesita nuestras voces: sí estamos aquí, sí somos. Mientras guardamos silencio y no nos hacemos escuchar otras Yo viven en un encierro, en un lugar apartado, en una soledad corrosiva sin saber cómo vincularse.

Los hombres libran batallas en el mundo exterior contra un mercado que los excluye precipitadamente relacionadas con el desplazamiento de la hegemonía de su poder y la domesticación de sus instintos. Nosotras también hablamos de política y de instintos, que respiran y construyen desde el margen. Algún día nos entenderemos, cuando logremos reconocernos en ese campo marginal para construirlo mundo-multiverso.

Conocí a un hombre muy inteligente y hermoso, lleno de lecturas, referentes y experiencias, de sueños. A pesar de tanta sapiensia en su universo las mujeres devienen accesorio transferible y lo femenino una forma del ser humano irreconocible. Por mayor el esfuerzo, el lenguaje sólo permitió que me viera en el mundo de lo que no sabe cómo nombrarse y no se puede traer hasta aquí. No hay en ello maldad sino inhabilidad. El aprendizaje ha sido maravilloso.

La importancia de decir No. Decir No hasta que sea recibido como una respuesta negativa y consecuente, como límite para acceder a mi cuerpo, a mi mente y a mi espíritu. Aceptar una pérdida e iniciar el duelo por voluntad propia es recuperar el derecho y la responsabilidad de Ser.

Hay una ganancia en la elaboración de Mis conclusiones, quizá toma un poco más de tiempo que ocultarme entre las citas (eso lo aprendí en la universidad). Estoy en la universidad, es hora de amistarme de nuevo con las citas y los ensayos desde este paradigma.

Amanezco con una sensación de Libertad y extrañamente con Alegría.


.

16 de noviembre de 2012

Ve una las fotos, lee las noticias y casi todo es barbarie. Llora uno recordándo las imágenes porque es de humanos llorar por los muertos ajenos para hacerlos nuestros, aunque hablen otros idiomas y vivan en lugares que quién sabe si un día pise. Siente una miedo por tan incierto el presente y lo que sigue, pero se agarra de su espíritu, convoca las fuerzas del multiverso y escribe, escribe a las personas que quiere un recadito de amor, les manda un abrazo y con eso basta para estar juntos. Observa uno su trabajo y continúa la resistencia con lo que sabe hacer: estudiar, enseñar, procurar sueñosvivos y colectivos.

12 de noviembre de 2012





Insondable

Después del último nivel explorado del mar las aguas cambian de color y de temperatura. Especies luminosas de un aspecto horripilante para la superficie se presentan en aquella oscuridad. Lo otro refugiado en ese universo imperceptible aguarda. Melodías de unas como olas que no estallan, de ríos que se tejen con todas las aguas submarinas y ecos de seres telepáticos alumbran, por instantes hasta la ceguera. La boca de un túnel incoloro se abre y sopla un como viento que no es viento sino apenas el rastro espectral de un todo que no sé cómo nombrar. Adentro danza un espiraloide que de lejos larva y cuando cerca algo parecido a una serpiente irradia. Estos que han dejado de ser mis ojos, agudos y pacientes buscan. Esta nave afecta a la arena, al cielo, tras Neptuno.
 
 
 
Baile de Moiras
 
garras al viento al agua
algo rompen
sangre invisible brota de eso en ocasiones llamado nada

una imagen deforme opaca muda sin contornos
sin estructura queda
irracional

el absurdo instalado en el escenario
el absurdo
un sueño el guión y un sueño

baile de Moiras
y una flamita
¡cuánta arena!
 
 
 
 

Espiral 39, julio-agosto 2012.

11 de noviembre de 2012



Las mismas serpientes nos abrían los ojos.


.

10 de noviembre de 2012

Ayer en una mesa con poetas abrí un libro invisible. La historia de las mujeres se conserva, casi toda, en páginas sin tinta. Ellos estaban listos con sus impresiones para ser leídas y a nosotras no nos avisaron que había que llevar algunos textos. Era imposible guardar silencio, no enmedio de un grupo de señores poetas. Sé que fue sin dolo, lo sé, y ese es el meollo de nuestras relaciones también con los hombres alivianados: que ni cuenta se dan.

No recuerdo de memoria ninguno de mis textos, pero uno chiquito y poderoso vibraba en mi boca y en mi corazón. Entonces pedí a Lore que me ayudara a sostener el libro para buscar entre las páginas lo que estaba por leerle al público porque quería que vieran que la historia de las mujeres se hace en conjunto y que vamos siempre acompañadas, que ni ella ni yo nos quedaríamos ahí sentadas como espectadoras. Pese a lo trágico del asunto planteado, el público reaccionó con carcajadas ante el breve performance y leí:


Es mentira que nací triste
 
que nací esclava
 
que nací condescendiente
 
 
Nací infinita
 
hasta el día de mi muerte
 
 
Alada



.

7 de noviembre de 2012


Estaba en la punta de una loma frente a la playa mientras un huracán se aproximaba. Pensé que podría escalar sus ráfagas y me lancé. Me sostenía de unos como brazos que parecían salirle, luchaba contra él y le daba de puños. Así estuve volando y guerrereando durante un buen tiempo hasta que él endureció: sus aires se tornaron muros contra los que me golpeaba hasta romperse todos mis huesos. En mi cuerpo aparecieron heridas sangrantes y mi piel empezó reventarse. En el sueño moría y entonces desperté.



.

4 de noviembre de 2012









Hoy incorporé por fin la experiencia de la Contemplación.







.

3 de noviembre de 2012

Gracias a Faústika por su generosidad y por ampliar mis dudas.

Existe una selección de lo memorable. Su legitimidad tiene lugar en la Historia. Existe la imposibilidad de una Historia absoluta. En cambio, es posible recordar y descubrir a fuerza de nuestra búsqueda infinita respuestas a preguntas similares: ¿Qué Es? ¿Quién? ¿Por qué Es?

Existen filtros y modelos para recordar configurados durante más de 500 años, inducidos hasta la capa más profunda. La precariedad tienen sus anclajes en ese proceso, el de cercenar filosofías que procuraban la armonía entre el ser humano y la naturaleza. Uno de los principios de la Modernidad es el desequilibrio entre el ser humano y la naturaleza, otro es la separación del cuerpo, la mente y el espíritu.

Mi trabajo no es el del campo religioso, sin embargo lo veo. Nacemos libres, pero inicia de inmediato la colonización de la mente, el espíritu y el cuerpo. Nos educan para la ceguera, para el miedo, para no saber cómo dialogar con nuestras sombras y esta condición es histórica:

Hay otras formas de existir. Los seres humanos en todo el mundo nos han legado códices de experiencia, para descifrarlos es preciso el amor entre la filosofía, la historia y el arte.


2 de noviembre de 2012







Hoy aprendí la palabra: Benevolencia.





.

1 de noviembre de 2012

Las historias de terror más escalofriantes las he escuchado en casa. Preferiría que hubiesen sido relatos sobre brujas y espíritus. En cambio, todas tuvieron alguna relación con la política, la religión católica o lo masculino.