.

.

29 de noviembre de 2013






















balbuceo
lengua
esperanza
tiempo
             

mar ignoto






26 de noviembre de 2013

awareness

dos rayitos de luz aparecen de la nada en mi silencio. uno, que ilumina un trayecto en mí para comprender un aspecto nuevo de la violencia entre las parejas, que es la reproducción adentro de lo que está afuera y lo que está afuera  es un estado patriarcal ("bien mamón": que mama): la imposición del tiempo, de su tiempo, de su tiempo para estar, para dialogar; de su modo, para estar, para ser, para amar; de sus palabras, para decir quién. ellos, los de arriba, nos quieren imponer su geografía y su calendario. (las itálicas son mías).

De Mirar para imponer o mirar para escuchar, de Las Miradas, en la Sexta:

"Cuando se mira en el calendario y en la geografía, por muy lejos que estén la una y el otro, se pregunta, se interroga.

Y es en el mirar donde el otro, la otra, lo otro aparece. Y es en la mirada donde eso otro existe, donde se dibuja su perfil como extraño, como ajeno, como enigma, como víctima, como juez y verdugo, como enemigo… o como compañer@.

Es en la mirada donde el miedo anida, pero también donde puede nacer el respeto.

Si no aprendemos a mirar el mirarse del otro, ¿qué sentido tiene nuestra mirada, nuestras preguntas?

¿Quién eres?"




Cuando logró darle la vuelta al acertijo, el rayito de luz es pura risa, una risa inocente, profunda, humana, humana de nuevo, que nace de la desnudez. Entonces, porque este entonces sucede en un segundo de la tierra, que quizá es igual a mil años de los otros tiempos, la mirada del otro responde que es posible dialogar y construir nuevos acuerdos. Luego de este giro el mismo texto dice algo muy distinto y amoroso:

De Mirar para imponer o mirar para escuchar, de Las Miradas, en la Sexta:

"Es en la mirada donde el miedo anida, pero también donde puede nacer el respeto.

Si no aprendemos a mirar el mirarse del otro, ¿qué sentido tiene nuestra mirada, nuestras preguntas?
¿Quién eres?
¿Cuál es tu historia?
¿Dónde tus dolores?
¿Cuándo tus esperanzas?
Pero no sólo importa qué o a quién se mira.  También, y sobre todo, importa desde dónde se mira.

Y elegir a dónde mirar es también elegir desde dónde."











gato mañoso con helechos. amarabierto 2013



25 de noviembre de 2013

Mis parientes se fueron de vacaciones al pueblo. A pesar de mi insistencia, dicen que como fue aquí es allá; que los medios exageran y le meten miedo a personas como yo (¿?), porque aquí la violencia sólo le tocó a cierta gente, no a toda, como decían las noticias; y, que lo mismo sucede allá, que no a toda la gente toca. Sin embargo, algo leí sobre unos que parecen campos de concentración que, dicen, algunos han visto por esos rumbos; y, que estos días apareció uno que estuvo perdido durante mucho tiempo, que había escapado de un lugar del que volvió flaco y horrorizado, que se negó a hablar, que entró a su casa y se fue sin rumbo conocido con toda su familia antes de que amaneciera.

Escribo al sur y me responden, que sí, que la gente anda inquieta, pero allá, lejos, en aquellos pueblos de gente salvaje. "No... aquí estamos bien, en paz, como siempre". "OK", responde la pariente del norte, donde tampoco sucede mucho. Yo no entiendo... Desde las vacaciones, mis parientes llaman para avisar que todo está bien, que hay tranquilidad y paz en el rancho…

Ando en mis días de no entender nada y ver cosas que no son y sí lo son: 


Pienso en el proceso de la ceguerra, en los conflictos europeos de mediados del siglo XX que estudié en la universidad, también en los ciclos y las proyecciones de los que analizan el mundo. Recuerdo al señor Castells. Recuerdo una conversación que tuve con P. sobre mi dificultad para conciliar los piensos sobre la teoría social con las ideas sobre el tiempo circular, la materia y el espíritu; y, en los conceptos de justicia, desapego, libertad y esperanza entre estos discursos. La imagen de la autoinmolación de un monje tibetano en una calle aparece en mi memoria. Tengo muchas preguntas...

Miro burbujas que van y vienen en el tiempo-espacio, de sustancias y densidades varias, flotantes y con hartos destellos, que nos llevan dentro y vamos en ellas girando, dando de gritos, riendo a carcajadas, dormidos, locos, pensativos o en un estado que supongo es la tranquilidad. Algunas, se pegan con otras y forman figuras moleculares de colores en "el flujo" ese donde se desplazan.

El viernes explotó una llanta de mi auto y se jodió la suspensión; luego se fregó el boiler, hubo una fuga de gas y tuve que comprar otro tanque. ¿Sabe lo que es soltar el salario de una semana completa de trabajo en menos de un día? Gracias a eso, hoy conocí a un excelente plomero-electricista que, antes de abrir su propio negocio aquí por el rumbo, pick-up con una caja gigante de herramientas y escalera metálica, trabajó muchos años en una compañía constructora en San Diego. Antes de marcharse me dijo: "Muchas gracias por solicitar mis servicios, nunca olvido la cara de un buen cliente. Por favor llámeme si tiene algún otro problema, estamos para servirle". ¡Quería abrazarlo! A cambio, correspondí a su amabilidad con unas palabras de reconocimiento y sentí que habíamos tenido un intercambio justo y respetuoso. Vi en ello la posibilidad de una vida... otra.


22 de noviembre de 2013

amarabierto por Leti Cia 201311


balbuceo 
ternura
caricia
sueño

balbuceo
frío

balbuceo
agua



es muy temprano. el horizonte se diluye en la brisa, en las nubes.
vemos el mar desde la montaña.



el sol de invierno es un anciano que recorre el cielo sostenido en un bastón.
entonces, algunos animales se meten debajo de la tierra y duermen, otros viajan al sur. 



algo pasa en el sur, ¿es suficiente con encender veladoras?
balbuceo miedo.



19 de noviembre de 2013

balbuceo Agua, Fuego, Tierra. respiro.

un niño, vestido de pájaro, me enseñó a ofrecerle tabaco al fuego. me lo entregó con sus manitas y me dijo cómo lanzarlo sobre las llamas.

en un principio, anduvimos en cuatro patas, cubríamos nuestra piel con lodo y nos movíamos entre las sombras. en esa época, los animales fueron nuestros grandes maestros.

él.

delante de mí pasaron unos guerreros, avanzaban en fila y a gatas alrededor del fuego. su piel brillaba de tan oscura y purificada.

algunos procesos se completarán en una de las siguientes vueltas.

el Yo, esa gran ilusión.

aquéllo era sólo el comienzo, tenía que irme. ese señor sentado sobre el pilar de madera era mi propia voz que señalaba otro camino.

somos uno con el todo. si vivimos con justicia en este presente, sanamos el pasado. si buscamos justicia para el pasado, siendo injustos en este presente, no hay paz.

cuerpo y espíritu son uno. si dañas al cuerpo, dañas al espíritu. si dañas al espíritu, dañas al cuerpo. si amas al cuerpo, amas al espíritu. si amas al espíritu, amas al cuerpo. cuerpo y espíritu son uno con la naturaleza.

veo poquito, lo sé, son bastantes mis apegos. mis deseos van de un escondite a otro, ya entendí.


12 de noviembre de 2013

amarabierto 2013

amarabierto 2013

10 de noviembre de 2013

Me encuentro sentada sobre una silla de madera con la pierna izquierda cruzada sobre la derecha, tengo los ojos abiertos y no veo nada. (La nada es un lugarcito que con frecuencia). Mi brazo izquierdo descansa sobre mis muslos. Algunas veces no estoy aquí, viajo de un mundo interior a otro; existe uno que es particularmente blanco, otro es una cocina flotando en el infinito. El silencio es un factor común en todos ellos. (La silenciosa sombra). Los detalles mínimos me traen de regreso: un pelo de gato en mi pijama, una mancha en la pantalla de la compu, el sonido de mis uñas tecleando una historia sobre la madera de este asiento donde reposo o la imagen de los dedos de mis manos moviéndose en el aire. Involuntariamente mi cuerpo abraza mi lado derecho, estoy recargada en él y cuando alcanzo cierto pensamiento me truena el cuello (no es siquiera un pensamiento, es un estado aquí adentro o un sitio para el que no tengo palabras todavía). La mujer que aparece en las fotos en muy extrañas ocasiones se parece a mí, lo observo. Tengo fiebre y los labios pellejudos; sudo, una enfermedad se me sale del cuerpo.




amarabierto 112013














(En la búsqueda infinita, caracol de tiempo, infinita). 

7 de noviembre de 2013

Júpiter, el gran planeta, pinta en el agua otoñal una estela luminosa. Lago nocturno el mar, algunas noches, mi cuerpo, todas sus creaturas. Nuestros pies y la arena. Sus manos, sus cabellos. Un bosque de verdores y ocredad (más agua, más lluvia, un río que vivo de corrientes desciende pacífico sobre las rocas y un pez, largos bigotes negros, aletea en la transparencia). El sonido del caracol infatigable. Una gruta, un círculo de fuego: danza. Una galaxia estalla de risa.


Kiki Pax 102013

3 de noviembre de 2013




"sólo vinimos a soñar"

Nezahualcóyotl