.

.

18 de septiembre de 2016

Si usted teme a la libertad o a la muerte, el amor le será difícil. Pero si es de la gente que ha aprendido a amar, sabrá que es una acción continua, metamórfica y helicoidal que forma una huella ecológica en su consciencia para que se reconozca mínima en el cosmos y en el tiempo, para que alcance a ver la frontera esa donde se teje la vida con lo especular de la no vida. No hay nada más terrible y bello que sentirse amada, descubierta en su sencilla existencia e infinita fragilidad.



No hay comentarios.: